EL RETO DE LA DIGITALIZACIÓN EN LA CULTURA ORGANIZACIONAL

La pandemia mundial del COVID-19, sin duda, ha desvelado una infinidad de áreas de oportunidad en la “cultura organizacional”, entre ellas la digitalización como una herramienta de las empresas para lograr sus objetivos y brindar así, nuevas ventajas a sus empleados y clientes, a partir de lo que representa el home office en la “nueva normalidad”.

Las empresas que se vieron en la disyuntiva de “morir o renovarse” en esta dura etapa en la que estamos inmersos en la pandemia mundial y en la cual no hay ni albores de concluir, y que optaron por la segunda alternativa, tuvieron que realizar cambios súbitos en su cultura organizacional que les permitiera adaptarse y ajustar su dinámica de trabajo y, de esta forma, mantenerse en el mercado dando certidumbre tanto a sus empleados, socios, inversionistas, clientes, patrocinadores, etcétera.

Sin embargo, para cualquier empresa o proyecto cambiar su cultura organizacional y convertirse en una figura resiliente ante esta crisis económica, humanitaria y de salud sin precedentes, demuestra la transformación en la mentalidad de los nuevos líderes, quienes se enfocan en valores, principios e inteligencia emocional de toda su estructura. Situación que marca un reto para los dirigentes, quienes eligieron aprovechar las oportunidades de la propia adversidad manteniendo el compromiso y motivando a sus bases.

De esta forma, muchas organizaciones que ya venían trabajando en su transformación digital, se volcaron de lleno y generaron la alternativa del trabajo remoto, fomentando la digitalización laboral en la que, además de buscar la supervivencia de las empresas u organizaciones, están promoviendo un mejor balance en la vida en sus empleados, que les permita en estos días estar más motivados y trabajar con mayor responsabilidad, pues apuestan a la confianza, vista esta como herramienta para el éxito del equipo.

Y es aquí en donde radica la verdadera transformación digital, en la confianza, pues al estar en casa, los innumerables distractores pueden hacer mella en los objetivos de trabajo, por lo que un simple acto de confianza, mostrado a través de la flexibilidad en horarios y espacios de trabajo, generarán un efecto importante, además, claro, de sumar beneficios como la disminución de costos en sus operaciones diarias.

Hoy es tiempo de hacer un giro en la cultura organizacional de cualquier empresa que busque sobrevivir a los estragos de la crisis económica que ya se vive. La tarea de las áreas de comunicación organizacional, quienes, en la mayoría de los casos, trabajan de la mano del área de recursos humanos, tienen un reto para la elaboración de nuevos parámetros de cultura en la organización, nuevas estrategias de trabajo, estructuras colaborativas, capacitación en nuevas tecnologías que faciliten las tareas diarias, diseño en nuevos parámetros de productividad y programas de cultura del cambio, entre otros.

En suma, la forma en que trabajamos está en un proceso de adaptación hacia la eficiencia y productividad, teniendo como reto el seguimiento efectivo al comportamiento organizacional, la conducta, las emociones de los empleados y el funcionamiento híbrido de la organización en tiempo, forma, lugar y características, llevando la mano la empatía laboral que nos permita mantenernos en comunicación, colaboración, manteniendo la positividad en las relaciones interpersonales entre los equipos de trabajo.

Qué es la Cultura Organizacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: