DOS ESTILOS DE VIDA, ¿TÚ CUÁL PREFIERES?

Soy de las que decía “nunca me alcanza”, “no es suficiente”, “vendo mi alma al diablo para tener todo lo que ‘quiero’”. Hasta que un día, hice un alto y me dije: No puedo depender de un solo ingreso, así que empecé a diversificar mis entradas económicas. Aunado a esto, quién no ha leído algoSigue leyendo “DOS ESTILOS DE VIDA, ¿TÚ CUÁL PREFIERES?”